Una piedra para la salud

Hoy en día, existen cientos de tratamientos corporales que se valen de piedras volcánicas y de otros tipos para complementar un masaje y así conseguir efectos específicos para la salud. Una piedra para la salud es la gema, estas piedras son muy valoradas por la  vibra de energía que producen las piedras semipreciosas que se aplican directamente sobre el cuerpo.

Las piedras son usadas para ornato en joyería, en la magia, en diversos rituales, así como terapias sanadoras. Las piedras comunes o gemas, irradian misticismo y gran belleza, será por eso que es muy difícil que puedan pasar inadvertidas en nuestro entorno.

Lo que comúnmente conocemos con el nombre de gema o piedra semipreciosa, no es otra cosa que roca o material petrificado que al cortarse y pulirse es usada para fines de ornato en las joyerías, o también se usa para fines terapéuticos. La inmensa mayoría de las gemas tienen un origen en los minerales, más específicamente podemos decir que son cristales de minerales que se han formado durante muchos miles de años en las mas profundas capas de la corteza terrestre. Pero debemos aclarar que no todas las gemas son de origen inorgánico.

Hay piedras o gemas, que poseen un origen de tipo animal, como es el caso del coral que proviene de los esqueletos de la caliza de algunos pólipos, o la famosa perla que está constituida por secreciones que expulsan los moluscos bivalvos en su afán de esconder o  recubrir un objeto extraño. Otras piedras mas tienen un origen vegetal, como lo es el ámbar que tiene su génesis en una resina que se fosilizó hace millones de años.

Si llegamos a comprender que alguna de estas piedras han absorbido durante millones de años energía de la tierra (el caso de un cristal de 7 a 8 cm de largo por 2 ó 3 de ancho tardó en formarse aproximadamente mas de 10.000 años), y en esa formación recoge y acumula energía cósmica luego de ser movida del lugar, donde originalmente se encontraba y al ser separada de su geoda (piedra donde se ha originado y multiplicado), enten­deremos de esta manera porqué las gemas tienen gran influencia en la vida de los seres humanos.

Cuando estas piedras son extraídas de las mismas entrañas de la tierra y se ponen en contacto con los demás seres vivos son capaces de transmitir toda la energía que llevan acumulada en millones de años.  Pareciera ser un material muerto, pero en realidad son receptá­culos de energía vital que procede de la misma naturaleza.

De ahí podemos decir entonces que esta piedra tiene un poder para sanar, debido a esa energía de la cual hemos venido hablando y que en manos expertas son capaces de ayudar en el proceso de curación de una persona enferma.

unapiedrasalud

 

Comentarios cerrados