Leer la mano

¿Cómo leer la mano? El poder de las líneas

La quiromancia es una herramienta muy poderosa que nos ayudará a poder interpretar las líneas de una mano. Para poder conocer su origen tenemos que viajar a la astrología india e, incluso, a las diferentes artes de adivinación de los romanos.

Gracias a la onomancia podremos evaluar la personalidad, el carácter y el futuro de cada persona a través de todo lo que la mano nos puede llegar a decir de ella. Podremos centrarnos en unos aspectos tan específicos que, con toda probabilidad, el futuro que tengamos delante será real.

como leer la mano

¿Quieres aprender cómo leer la mano? Sigue estos conejos iníciales

Lo primero que tienes que saber es que, tanto cómo en esta herramienta esotérica, como en muchas otras, será de vital importancia que tengamos el don innato de la adivinación… si no lo tenemos, por muy bien que hagamos nuestros deberes; la precisión estará lejos de ser la que tendría que ser.

No obstante, hasta que probemos no vamos a saber si tenemos o no el don.

El primer paso va a ser identificar todas las líneas que tiene una mano; si es la primera vez que lo haces, no te preocupes si todas te parecen iguales. Esto es normal en un principio, pero, a medida que avancemos en la interpretación, nos daremos cuenta de que ya seremos capaces de poder diferenciarlas.

El siguiente paso será aprenderse a lo que corresponde cada línea; además, también tendremos que saber la importancia de que una línea esté difuminada, que sea corta o larga, que se pueda llegar a difuminar en diferentes áreas.

Hay todo un enorme trabajo detrás de esta disciplina…sin embargo, si somos metódicos y hacemos las cosas bien, ya te aseguramos que podemos aprender muy fácilmente todo lo relacionado con la quiromancia.

Comentarios cerrados