Hechizo para encontrar el amor

Si todavía no ha aparecido esa persona especial en tu vida o tal vez estás cansada tener que pasar de una relación tormentosa a otra, pues es el momento apropiado para comenzar a mover las energías del universo a tu favor para poder lograr encontrar a esa persona que te mostrará que el verdadero amor existe.

No te desanimes, hoy te traigo un excelente ritual de magia blanca para que seas capaz de influir en las fuerzas del universo y que ese gran amor aparezca más pronto de lo esperado para darle felicidad a tu vida. Sin más preámbulo veamos que necesitas para realizar el hechizo.

Un ritual o hechizo para encontrar el amor fácil

Los materiales que utilizarás son agua de azahar, Canela en polvo, 1 vela blanca, 1 anaranjada y otra más de color rojo, una piedra amatista o una piedra turquesa y por último una corona de rosas.

Ya conseguido los materiales comencemos con el procedimiento. Primero, tomaremos las 3 velas y las colocarás cada una de forma adyacente, poniendo la vela blanca en el medio, la roja en el lado derecho y la anaranjada en el izquierdo. Ahora cómo segundo paso con el agua de azahar empaparás todos los pétalos de la corona.

Para continuar,sujeta la corona de rosas y posiciónala de forma que rodee a las tres velas. Ahora, utiliza la piedra de amatista requerida o la turquesa, ambasservirande igual maneraen el ritual, ubica la piedra en frente de ti. Y por último, impregna  la piedra con el polvo de canela.

También te recomiendo que realices este sencillo hechizo en una noche de luna llena, ya que esto potenciará la fuerza del propio y hará que funcione de mejor manera para que esa persona especial que tanto esperas aparezca en tu vida antes de lo esperado.

De todas maneras, nada de esto funcionará si no tienes fe ni estés convencida de que podrás encontrar al amor de tu vida. En causa de esto, mantente concentrada y cree firmemente en lo que estás haciendo para que el hechizo funcione de verdad y logres conseguir el amor.

Hechizo para encontrar el amor

Comentarios cerrados